Policiaca
logo
Subdirector Editorial - Sergio Guillén Fernández
Director General - Eduardo Sánchez Mací­as
Lunes 24 de Septiembre, 2018

¡Murió mientras conducía!

-Conductor sufre infarto cuando manejaba su camioneta, provocó una carambola al perder el control

-Los hechos en el tramo Martínez-Tlapacoyan, a la altura de El Relicario, dos autos más dañados

Por Juan Carlos Jiménez

Un fuerte accidente vehicular se registró a la altura del Rancho El Relicario perteneciente a la localidad La Palmilla, sobre el tramo Tlapacoyan-Martínez de la Torre, donde un vecino de la localidad El Jobo perdió la vida al sufrir un infarto, perdiendo el control de la unidad que tripulaba e impactándose contra dos vehículos.

Los hechos se suscitaron a las 20:50 horas del sábado, cuando el conductor de una camioneta Nissan tipo estaquitas, color amarillo, quien fue identificado como Gilberto Licona Cárcamo, de 70 años de edad, de ocupación campesino, con domicilio en calle Alfonso Hernández número 100 de la localidad El Jobo, presuntamente sufrió un paro cardiaco mientras conducía  su camioneta.

Debido al paro cardiaco, el conductor no pudo controlar su camioneta y terminó provocando una carambola que involucró a otros dos vehículos que en ese momento circulaban por la misma vía, uno con dirección a Martínez de la Torre y otro con dirección a Tlapacoyan.

Siendo el segundo vehículo involucrado un Golf de la marca Volkswagen, color rojo con placas: YG-34-63 del Estado, mismo que tenía abolladuras en el costado izquierdo, el cual era conducido por Armando Mora Flores, de 38 años de edad y con domicilio conocido Piedra Pinta, perteneciente al municipio de Tlapacoyan.

Mientras que la tercera unidad fue una camioneta CRV Honda, color rojo, Placas TYT-94-78 del estado de Puebla, la cual presentaba un golpe leve en facia delantera y parrilla, la cual era conducida por una persona del sexo femenino.

El conductor de la camioneta luego de impactar a ambos autos, terminó por salir de la carretera y se impactó en un alud de tierra, no obstante ya no tenía signos vitales. Debido a esta situación el personal uniformado procedió a informar al personal de la Policía Ministerial así como al personal de Servicios Periciales para que iniciaran las diligencias de rigor y con ello realizar el levantamiento del cadáver para ser trasladado al Semefo.

De la misma manera fue necesaria la presencia del personal de la Policía Federal para ordenar el traslado de las unidades al corralón para despejar la vía de circulación.

Comentarios