Opinión
logo
Subdirector Editorial - Sergio Guillén Fernández
Director General - Eduardo Sánchez Mací­as
Domingo 18 de Febrero, 2018

Tuzo Gate: La Venganza de Televisa

Por Elías Guerrero | Twitter @elias1698

En los últimos siete días el reportaje publicado en Televisa Deportes; hablando de la corrupción del grupo Pachuca ha cobrado mucho furor.

Debo decirle que nadie en esa área de la televisora de Chapultepec se encargó de hacer ese reportaje, de eso se hizo cargo la gente de noticieros que obtuvo los documentos, solo hicieron el guión y se lo pasaron a Yousif Caro para que fuese la voz en Off de ese reportaje, presentado por un mercenario “Francisco Javier González”.

Todos dicen que Jesús Martínez es un corrupto, lo satanizan, quieren que su cabeza ruede por los pasillos.

¿Pero usted cree que este reportaje es solo para que Televisa se sienta la justiciera contra la corrupción del futbol mexicano?

Esto se trata de una venganza y no con guante blanco; permítame contarle:

Todo esto se dio a raíz de la negociación de los derechos de televisión de la Selección Mexicana el pasado mes de octubre; días antes Grupo Carso en alianza con Telemundo y NBC pusieron su oferta sobre la mesa de la Femexfut, todos los dueños de clubes de la liga mx se reunieron en las instalaciones del organismo en Toluca, ya días antes diversos dueños se estaban poniendo en contra de la renovación con Televisa-Tv Azteca.

Aquí viene la negociación o renegociación de la transmisión de los partidos amistosos de la Selección Nacional y eliminatorios hasta ocho años más, y todo se hace en lo oculto, que nadie se entere, que nadie sepa.

Y llega una oferta -posiblemente promovida por Grupo Pachuca, no lo sabemos, es posible- mejor que la que tenía Televisa. Televisa se enfurece, tapa todo, sobre todo por el beneficio a la empresa de los Estados Unidos, que es Univisión, que es un gran negocio para ellos, no tanto el de acá, sino el de allá.

Lo que me sorprende es la actitud tan revanchista, tan ruín, tan miserable de Televisa.

Una empresa grande, una empresa que tiene problemas, que ha bajado enormemente su credibilidad, que tiene una competencia muy seria en las redes y que lleva más de 50 años conduciendo los destinos de la Selección Mexicana sin resultado alguno, fracaso tras fracaso.

Es una auténtica venganza por el simple hecho de que el Grupo Pachuca, en combinación con otros: Monterrey, Tigres, Chivas, que se bajó; Santos con Irrarragory un total cobarde, que encontraron la famosa cláusula con la cual salieron adelante y firmaron casi de por vida a la Selección Nacional, quedó secuestrada de por vida.

Sea de la clase que sea la venganza, Martínez lo supo, sabía que iba a tener esta clase de demandas, lo que tiene que hacer es ponerse en regla; limpiar su nombre, no lo estoy solapando ni mucho menos pero que varios que mandaron a hacer el reportaje no se muerdan la lengua.

Los golpes a él y sus clubes seguirán, lo perseguirán hasta que suelte el equipo como le hicieron a Emilio Maurer en 1992 con el Puebla, y eso lo harán para que vean que “Emilito” pesa en Femexfut, que él manda y quien se atreve a retar al imperio le pasara lo mismo, cortaran su cabeza y la pondrán en la entrada de la federación como un ultimátum a quien intente hacer lo mismo.

Pero vivimos en años diferentes; ya no es lo mismo que allá por inicios de los 90’s cuando el anteriormente mencionado Emilio Maurer le quitó los derechos del Tri y los expropió y obligó a Televisa a pagar por los derechos de TV, que en aquel entonces, eran gratis, él vendió los derechos a Imevisión del lapso 1991-1993, Emilio Maurer e Ibarra lograron quitarle algunos partidos a Televisa. Eran otros personajes los de Televisa, pero igual pasó.

Pero eso le valdría que lo tacharan de persona no grata y nada más ni menos pasó una noche en la crujía 11 del reclusorio de la CDMX.

Maurer fue a dar a la cárcel y tuvo que intervenir un hombre muy importante de la Federación que dijo: "10 equipos paran si no sale hoy mismo o mañana de la cárcel". Y salió. Poco tiempo después lo metieron a la cajuela de su coche y lo tiraron de un barranco, y se salvó de milagro.

¿Pero porque Grupo Pachuca solamente? O se les olvidan los casos del Necaxa, en Aguascalientes, no tenían futbol de Primera División, y como el Necaxa no funcionaba en el Estadio Azteca, a Televisa se le hizo muy fácil cambiarlo a Aguascalientes y el Gobernador Reynoso Femat construyó un estadio muy bonito, con fuentes, que el Necaxa nunca llenó y que fue manejado por Justino Compeán y Guillermo Lara a su antojo. Compraron e hicieron lo que quisieron con el equipo, y todo era gratis, todo era donado.

Y como eso, el gobierno de Puebla es dueño del estadio, lo cubrió y costeó el gasto. En Chiapas hubo gobernadores que eran dueños de cartas de jugadores de futbol, y quebró el equipo. Y muchas cosas más.

Si es venganza política o deportiva, solamente en Chapultepec lo sabrán, y Jesús Martínez sabía perfectamente que lo iban a atacar, y lo iban a atacar con todo, y lo seguirán atacando hasta que suelte a sus equipos, como se lo hicieron a Maurer.

Televisa debe mirar hacia atrás y ver cómo ha bajado en la bolsa de valores. Y Pachuca debe ponerse al corriente con el gobierno del Estado, y hablar con el Gobernador y plantearle: "¿cuánto debo y cómo lo voy a ir pagando?". De otra forma, seguirán las amenazas y las revanchas de “Emilito” a su consorcio.

Pero como todos sabemos el futbol mexicano es un juego sucio.

Fuentes | Revista Proceso, Diario Cancha De Grupo Reforma.

Comentarios