San Rafael
logo
Subdirector Editorial - Sergio Guillén Fernández
Director General - Eduardo Sánchez Mací­as
Miércoles 15 de Agosto, 2018

CAEV condena a familias a vivir sin agua potable

-Cientos de familias de las comunidades Zanjas de Arena, Poblado Ávila Camacho, Ampliación Ávila Camacho y La Sabana están desesperados debido a que llevan más de cuatro meses sin agua potable

-Tienen que recurrir a arroyos cercanos en busca del vital líquido, la crisis se agrava mientras las comunidades se organizan para tomar las oficinas de la CAEV en Martínez de la Torre

Por Álvaro Guerrero

Desesperados por no recibir el servicio de vital líquido desde hace cuatro meses por parte de la Comisión del Agua del Estado de Veracruz (CAEV) de Martínez de la Torre, habitantes de las comunidades Zanjas de Arena, Poblado Ávila Camacho, Ampliación Ávila Camacho y La Sabana pertenecientes al municipio San Rafael de esa zona, se encuentran dispuestos a tomar las instalaciones, por lo que amagan que el próximo lunes se manifestarán si no les reinstalan el servicio en las próximas horas.

Al respecto, el agente municipal de la comunidad Zanjas de Arena, Alejandro Iturbide nos comenta sobre el problema, “esto se viene arrastrando casi cuatro meses, primero fue una bomba maestra, luego la otra bomba del otro lado del pueblo, ahorita la gente está desesperada de que no hay agua”.

Indicó que lo más grave es que dentro de estos cuatro meses que no han recibido el vital líquido, si han llegado a sus viviendas cada mes puntualmente los recibos de agua potable, por lo que mucho han pagado esperando que les solucionen el problema.

Recordó que cuando empezaron a padecer de este factor, la CAEV envió en dos ocasiones pipas de agua para suministrarle a las comunidades durante los cuatro meses, pero asegura que no era suficiente para otorgarle a toda la población, tan solo en Zanjas de Arena requería por los menos de 12 para que suministren a gran parte de la población, sin contar que en las otras hay más habitantes.

Mencionó que varias familias se ven obligadas acarrear agua de los ríos o arroyos más cercanos, pero ahora con la demanda del vital líquido, estos se van secando por el uso que les están dando, por lo que tienen que recurrir a Cañada Rica o en su caso al Bobos donde tienen mayor cantidad.

Precisó que hace algunas semanas solicitaban agua a las comunidades del Faisán o Nuevo Faisán, porque la sustraen de los pozos artesianos, pues ahora se han negado los habitantes de esos lugares de brindar del vital líquido porque han empezado a tener sequías en sus pozos, de lo cual no quieren padecer.

Dijo que la única solución es que la CAEV realice las reparaciones necesarias el día de hoy, en caso de que no lo efectúen estarían tomando las instalaciones, porque han pasado más de cuatro meses que solo tuvieron unas cuantas horas el suministro.

Y es que las múltiples quejas por el pésimo servicio que ofrece la Oficina Operadora de la CAEV han sido infinitas desde que Gilberto Rincón llegó a la jefatura de la dependencia en Martínez de la Torre, pues ha sido duramente criticado por su incapacidad y que prefiere ocuparse de temas políticos que de su trabajo, además de que ha sido señalado de maltratar a usuarios a quienes no ofrece ningún tipo de solución ante las quejas.

Comentarios