San Rafael
logo
Subdirector Editorial - Sergio Guillén Fernández
Director General - Eduardo Sánchez Mací­as
Jueves 23 de Noviembre, 2017

Desorganización en la indemnización del Seguro Catastrófico

Álvaro Guerrero

San Rafael, Ver.- En la entrega del pago del Seguro Catastrófico a productores que salieron afectados, en su mayoría de plátano, señalaron la desorganización por parte de quienes efectuaron la indemnización, además de que indemnizaron solamente a unos cuantos productores, y algunos detectaron anomalías, pues los representantes no les dieron respuesta a sus inquietudes.  

A decir de Luis Grappín Pumarino, presidente de la Asociación Platanera Local, expresó su malestar ante la mala atención por parte de quienes finiquitaban, “cada vez salimos peleados con los que vienen de Xalapa, vienen desorganizados, me da coraje que todos mis agremiados estén sufriendo, es un relajo, ese día sólo pagaron a 170 gentes, pagaron lo que quisieron, prácticamente nos robaron en la mesa”.

Y es que la entrega de la indemnización se realizó después del mediodía, pagando alrededor de 500 productores que se vieron obligados a efectuar dos filas para poder recibir su cheque, por lo que consideró que se hubiera hecho en dos días la entrega total, con el único objetivo de que el productor recibiera su pago sin ningún contratiempo.

Además de lo anterior, se le suma que varios productores no fueron avisados a tiempo de la realización del pago del seguro, en caso de desconocer tal situación no pudieron recibir su finiquito, ya que el aviso por parte de las autoridades locales se realizó en medios de comunicación al que los plataneros difícilmente pueden acceder.

 Recordó que en un principio, el personal que venía a indemnizar quería efectuar los pagos en la ciudad de Xalapa, obligando a cada productor a viajar a la ciudad capital, sabiendo que no contaban con recurso alguno, pero afortunadamente con la lucha y exigencia se logró que los finiquitaran en el municipio, pero sentenció que el pago lo tendría que haber hecho en casa de los plataneros.

Respecto de las inconformidades, enfatizó que, “había gente que tenía una hectárea y no la apoyaron, otras que no conocen lo que es una planta de plátano, (y les pagaron) ese es mi coraje, porque aquí es una zona de emergencia, todas estas comunidades vivimos de eso y la economía se mueve de los plátanos”, finalizó.

Comentarios