Martínez de la Torre
logo
Subdirector Editorial - Sergio Guillén Fernández
Director General - Eduardo Sánchez Mací­as
Viernes 20 de Octubre, 2017

Panteón Municipal, selva y basurero

* La inseguridad, la falta de atención y mantenimiento, problemas que se viven de forma diaria

Brenda Pérez Aguilar

Martínez de la Torre, Ver.- La falta de seguridad, limpieza y un buen administrador que realmente se preocupe por el mantenimiento del Panteón Municipal, pero sobre todo que tenga ganas de trabajar, son algunos de los problemas que enfrenta el cementerio de Martínez de la Torre.

En un recorrido por este lugar ayer por la mañana, se pudieron observar varios problemas, el primero la falta de mantenimiento general, especialmente en las tumbas de la parte posterior, debido a la gran cantidad de maleza que ya rebasó el nivel de las tumbas, la saturación del lugar, por lo que ahora los visitantes deben de caminar encina de las sepulturas, debido a que no hubo una organización para designar los espacios, por lo que ahora lamentablemente ya no hay pasillos.

La seguridad del lugar, es otro de los problemas con el que tienen que estar lidiando las familias, muestra de ello, es una de las sepulturas que fue robada el pasado fin de semana, en donde los amantes de lo ajeno rompieron los vidrios de la puerta y la dejaron vacía, esto pese a que no se encuentra en un lugar llamativo, debido a ello, los familiares tuvieron que colocar una nueva cadena y candado, pues desgraciadamente ahora los amantes de lo ajeno ya no respetan ni el mismo cementerio.

“Nos da lástima ver las condiciones de este lugar, porque está muy descuidado, hay tumbas ya destruidas, algunas ya muy viejitas que están abiertas y hasta las usan de bodega, no hay agua, no hay una persona que se encargue de la limpieza y definitivamente creo que no tiene caso que estemos pagando por un mal servicio, francamente está muy sucio y descuidado este lugar”, dijo la martinense, Ludivina González.

Asimismo consideró que posiblemente ni personal de limpia pública tenga ganas de trabajar, debido a la gran cantidad de basura que se puede ver en cada pasillo y contenedor, por lo que lamentablemente el panteón está en su peor momento.

“Considero que sería más prudente un mantenimiento a consciencia y más si tomamos en cuenta que tenemos a la vuelta de la esquina la celebración de Todos Santos, vemos que en otros lugares, las familias van a comer a los panteones con sus difuntos, porque esta tradición es muy bonita, pero  lamentablemente aquí nadie voltea a ver el gran problema que hay en este lugar”, enfatizó.

Comentarios