Cultura
logo
Subdirector Editorial - Sergio Guillén Fernández
Director General - Eduardo Sánchez Mací­as
Martes 24 de Abril, 2018

Centro Cultural Xochipitzahuatl se suma al fervor Guadalupano

Enfoque Cultural

Por: César David Español Pasos

La Virgen de Guadalupe, quizá una de las imágenes más representativas de la cultura de nuestro país ante los ojos del mundo y posiblemente la imagen sacra a la que más culto y devoción le tienen los mexicanos, ya sea por los milagros que se le acreditan, por su historia, su tradición pasada de generación o simplemente porque el mexicano se siente identificado con su ser, en estos días hemos podido ser testigos de cómo miles de devotos le festejamos y rendimos culto con el debido respeto que se merece.

Aunque este fervor lo podamos observar año con año, en realidad alguna vez nos hemos preguntado ¿Por qué celebramos a la Virgen de Guadalupe el 12 de diciembre?

Según la tradición, heredada de generación en generación la “Patrona de México” (como también se le conoce a la Virgen de Guadalupe) se le apareció cuatro veces a Juan Diego en el cerro del Tepeyac. El último de esos considerados milagrosos encuentros tuvo lugar el 12 de diciembre de 1531.

“De acuerdo con las tradiciones populares, el martes 12 de diciembre de 1531, la Virgen de Guadalupe se le apareció por cuarta ocasión al indígena Juan Diego. El hecho sucedió muy de mañana cuando el nativo de Cuautitlán salió en busca de ayuda para su tío enfermo. La Patrona de México se encontró con el humilde indito junto al Pocito donde le dijo que su tío ya se encontraba sano. Así pues, le pidió que subiera a la cumbre del cerro del Tepeyac donde encontraría unas rosas, en una época y en un lugar donde no florecían, las cuales podría reunir y llevar ante el señor obispo como una prueba de sus milagrosos encuentros en los que solicitaba la construcción de un templo en las cercanías del lugar. Hacia el mediodía, Juan Diego fue recibido por el obispo Zumárraga, quien presenció cómo del ayate de Juan Diego, caían varias rosas de Castilla, al mismo tiempo que de la manta se revelaba la imagen de la Virgen de Guadalupe.”

La primera noticia que tenemos de un festejo oficial es de 1667, cuando por bula (documentos pontificios que son expedidos por la Cancillería Apostólica papal sobre determinados asuntos de importancia dentro de la administración clerical e incluso civil, constituyéndose en uno de los instrumentos más extendidos en los que se fundamenta y expande la autoridad) del Papa Clemente IX se instituye el 12 de diciembre como Día de fiesta en honor de la Virgen de Guadalupe. Para 1824, el Congreso de la Nación declara el 12 de diciembre como Fiesta Nacional. En 1988, la celebración litúrgica de la Virgen fue elevada al rango de Fiesta también en todas la diócesis de los Estados Unidos de América.

Martínez de la torre y sus alrededores no fueron la excepción en esta celebración, ya que en estos días la devoción se vivió en todas las parroquias de nuestro municipio, cabe destacar que en algunas parroquias como la de cañadas o la iglesia de villa independencia pudimos observar una vez más la danza como parte del culto que se rinde  a esta figura sacra, en las danzas que podemos mencionar se encuentran la de Xochipitzahuatl( Danza en la que quienes la bailan se inclinan ligeramente como en un acto de veneración; la danza del  Xochipitzahuatl tiene una letra que representa uno de los más bellos poemas en lengua náhuatl, lengua materna de la mayoría de la población indígena de la huasteca hidalguense. Estos son es interpretado con un sentido religioso y ritual, particularmente en honor de la Madre Tierra que con la llegada de los españoles se sustituyó por la virgen de Guadalupe cuyo nombre se deja oír en castellano en la letra del poema. Se interpreta para honrar a los muertos; para un bautizo como un símbolo de conexión litúrgica entre los progenitores y el bautizado; en acontecimientos sociales importantes, en las celebraciones al santo patrón del pueblo, pero sobre todo es indispensable bailarlo en el matrimonio huasteco, ceremonia en la cual se coloca un arco de flores amarillas por donde pasan los desposados. De acuerdo a la región se baila con un mástil, formando un petate o con listones formando una flor).y la navidad Jarocha algunas de las cuales representan el fervor del catolicismo y el amor a esta celebración, las danzas en cuestión forman parte del vasto repertorio del Centro Cultural Xochipitzahuatl las cuales son montajes del Profesor Xavier Arzate, el Profesor Jorge Luis Croda y el Profesor Octavio Flores, maestros dedicados a la danza y a estar acordes en cuanto a su trabajo artístico con esta compañía en base a las fechas en las que se realizan las presentaciones.

Sin duda alguna poder observar como el amor de las personas hacia la Virgen de Guadalupe es inmenso es algo que vale la pena mencionar y si al mismo tiempo podemos ver el acompañamiento de la danza durante sus festejos es un plus que sin duda debemos saber apreciar y de paso no dejar de sentirnos orgullosos por esta tradición que nos hace tan mexicanos.

Centro Cultural Xochipitzahuatl se suma al fervor Guadalupano

Centro Cultural Xochipitzahuatl se suma al fervor Guadalupano

Centro Cultural Xochipitzahuatl se suma al fervor Guadalupano

Centro Cultural Xochipitzahuatl se suma al fervor Guadalupano

Centro Cultural Xochipitzahuatl se suma al fervor Guadalupano

Centro Cultural Xochipitzahuatl se suma al fervor Guadalupano

Centro Cultural Xochipitzahuatl se suma al fervor Guadalupano

Centro Cultural Xochipitzahuatl se suma al fervor Guadalupano

Centro Cultural Xochipitzahuatl se suma al fervor Guadalupano

Centro Cultural Xochipitzahuatl se suma al fervor Guadalupano

Centro Cultural Xochipitzahuatl se suma al fervor Guadalupano

Comentarios